domingo, 9 de junio de 2013

Capítulo 649. "No al cierre de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez en Salamanca"

La cultura
sigue siendo diana en la que, a socaire de problemas económicos,
al amparo de conflictos de competencias,
excusados en mil verdades a medias convertidas en otras tantas medias mentiras,
se cierran centros y bibliotecas, se anulan conciencias y se castran oportunidades.
La sede de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez,
ocho plantas centradas en la literatura infantil y juvenil,
se cierra.

Que si conflictos de competencias, que si le corresponde a los unos o a los otros,
que si la labor continúa (pero en Madrid)...
Los platos rotos los pagamos, los recogemos, los reponemos
los de siempre: los usuarios, los lectores que quedan huérfanos,
los que desean profundizar en el estudio de los libros de los peques.

Y los trabajadores.
¡A la calle!
Con la demagogia de que se les permite mantener su empleo en Madrid.
Con la obligatoriedad de truncar sus vidas, de cambiar
sus espacios familiares, de romper con círculos de amigos,
con el colegio de los niños, con la compatibilidad laboral con tu pareja...
La hipocresía pretende disfrazarse de razón, pero el lobo,
disfrazado de abuelita, no logra engañar a nadie.
Lástima que el leñador, en este caso, es sólo personaje de cuento
y el final de la historia no coincidirá con el
"Y fueron felices..."

Y los ciudadanos,
pasivos como siempre, sentados a la puerta para ver pasar
el cadáver del amigo.

¡Mierda!