domingo, 19 de febrero de 2012

Capítulo LIV. ¿Reforma? En el que se ilustra cómo se enmascaran medidas de dudosa eficacia, haciéndolas pasar por panaceas universales, y de cómo se unen en el calendario los disfraces de redentores de la economía (aprovechando el carnaval), con las ficciones cinematográficas (festejando la entrega de los Goya).

Ordenando las letras de la palabra
REFORMA
encontramos lo que quisieron decir:
FÓRRAME.
Y, a nuestra costa, se forrararán.

"Y ahora estamos preparando otra película que..."

2 comentarios:

  1. en nuestra mano está impedir que se forren.

    ResponderEliminar
  2. De momento trataremos de impedirlo con la palabra y el dibujo.

    ResponderEliminar