domingo, 18 de marzo de 2012

Capítulo LXXVII. Visión del arte en el siglo XXI (II). Donde se cuenta cómo pasan los días y, junto a ellos, se corre el riesgo de que se debilite la memoria. Y de los esfuerzos de algunos para que tal no suceda.

Lo que el ojo del artista no vio
Eran otros tiempos,
y la mirada de los pintores no estaba tan viciada
como marca hoy la realidad de cada uno.
Eran otros tiempo,
y los maridos de las infantas (como hoy y como siempre)
campaban a sus anchas por su cortijo llamado España.

2 comentarios:

  1. Bien entecomillado lo de "caballero"

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te guste, Alberto.

    ResponderEliminar