sábado, 31 de marzo de 2012

Capítulo XCIII. Amnistía fiscal. Donde se anuncia cómo el Gobierno compra beneficios delictivos, legalizando que se enriquezcan aquellos que más han ayudado a que estemos donde estamos. O donde se hace realidad el dicho de "dios los cría y ellos se juntan".

¡Qué alivio!




Y el gobierno se convirtió en cómplice
de acciones delictivas.

¡Ah, no!
Que basta con promulgar una ley
en la que se diga que esto es posible,
para que lo abominable se normalice,
justifique y agradezca.

¡Qué poco han tardado!
¡Qué cara más dura!

2 comentarios:

  1. Gracias por el blog. es un soplo de realismo con humor y mucha verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te guste.

      Eliminar